Son trozos del filet cortados a lo largo y luego al sesgo en forma oblicua y pareja. Tienen un peso medio de 100 gr. Un filet grueso se puede envolver en papel film y aplanar con cuidado para no romper su carne. Para rellenarlo hay que cortarlo a lo largo y abrirlo en forma de libro.