Son un alimento muy nutritivo convirtiéndose en una excelente alternativa para nuestra dieta. Una de sus características más importantes es su riqueza en lecitina, un tipo de grasa que tiene gran importancia en el control del colesterol. Además protege al organismo contra enfermedades cardiovasculares, lo que ayuda a reducir también el colesterol malo.