También llamado ossobuco, es un corte pequeño, de textura muy venosa, con un hueso en el centro, del cual se aprecia el tuétano. se utiliza en consomés, sopas, guisos y risottos.