Las mandarinas hacen mucho más que proporcionar un sabor agradable. Este cítrico tiene una serie de beneficios para la salud, como la prevención del cáncer y el aumento de peso. Se cosechan principalmente durante la temporada de invierno y mandarinas en conserva están disponibles durante todo el año. Se utilizan en ensaladas y se pueden comer crudas también.