Es la papa mariva, aunque también ha sido bautizada como ”tomasa negra”. Esta papa es harinosa, ligeramente dulce y de sabor muy agradable. Se usa guizada, sancochada, frita o en puré.